Se Inicia En Chile La Campaña Mundial Para Poner Fin A La Prohibición Del Uso Del Condón Por Parte De Los Obispos Católicos

Toronto billboards stating “Banning Condoms Kills” are part of massive mobilizing effort in U.S., Europe, Africa, Asia and Latin America to change Vatican’s condom policy.

 

La primera campaña mundial para poner fin a la prohibición del uso del condón por parte de los obispos católicos se lanza hoy en Chile mediante la colocación de carteles en dos vallas publicitarias y la inserción de un anuncio en uno de los principales periódicos, con el mensaje: “Prohibir el condón es condenar a muerte”, y “Al pueblo católico sí nos importa. ¿Y a nuestros obispos?” Los anuncios, colocados en lugares muy visibles, son parte de un esfuerzo de educación pública mundial sin precedentes. Este esfuerzo, dirigido a personas católicas y no católicas, tiene el propósito de elevar la conciencia pública sobre el efecto devastador de la prohibición del condón por parte de los obispos católicos en la prevención de nuevos casos de infección por VIH/SIDA. En Chile, la campaña es auspiciada por Católicas por el Derecho a Decidir en Chile y la Corporación Chilena de Prevención del SIDA, en asociación con Catholics for a Free Choice (CFFC).

CFFC, organización que inició la campaña en Washington, DC, el Día Mundial del SIDA 2001, aseguró que no debería haber controversia alguna en salvar vidas mediante la promoción del condón entre quienes son sexualmente activos. Sin embargo, los anuncios causaron un revuelo inmediato y estimularon el debate público en torno a la posición de la jerarquía católica respecto del condón. La Arquidiócesis de Washington, DC, intentó que fuesen retirados los carteles de las estaciones del metro y los paraderos de autobuses. Ese esfuerzo fracasó. De hecho, la campaña resultó tan exitosa, que CFFC la prolongó durante un mes más en los paraderos de autobuses del área metropolitana de Washington.

Los anuncios, que aparecerán en una docena de países durante el próximo año, invitan al público a unirse a una campaña mundial para poner fin a la prohibición del uso del condón por parte de los obispos. Consúltese la página de la campaña Condones por la Vida en: www.condoms4life.org. A la gente que se une a la campaña se le pide que se ponga en contacto con los funcionarios locales responsables de la elaboración de estas políticas y exprese su apoyo a la disponibilidad de condones, así como su preocupación ante la posibilidad de que los obispos católicos socaven las políticas responsables de salud pública en materia de VIH/SIDA.

“Desde un tiempo a esta parte, la jerarquía de la Iglesia católica está empeñada en manipular las conciencias de las y los parlamentarias a favor de sus valores sin respetar a una gran cantidad de personas que se sienten lejos de la fe católica”, dijo Verónica Díaz, coordinadora de Católicas por el Derecho a Decidir en Chile. “Queremos hacer ver que hay una gran cantidad de personas que nos preocupamos por la salud de miles de jóvenes y otros no tan jóvenes que quieren vivir su sexualidad en forma libre y responsable sin sentir el peso de la culpa de estar cuidando su vida al usar un condón. Estamos convencidas que la misión de nuestros obispos es de proponer o invitar, nunca decidir por nosotras y nosotros porque interfieren en nuestro libre albedrío”.

Las vallas publicitarias en Santiago se localizan en el Acceso 1 al Aeropuerto y en el estacionamiento del mismo. El anuncio aparece en el diario La Tercera. Carteles y anuncios similares aparecerán durante los próximos meses en países que tienen una importante población católica o una notoria crisis debida al SIDA, tales como Bolivia, México, Filipinas, Kenya, Sudáfrica, Zimbabwe y Canadá. (Los anuncios se pueden ver en www.condoms4life.org.) Este esfuerzo de educación pública es la primera fase de un esfuerzo sostenido de movilización para modificar la política del Vaticano y su agresivo cabildeo en contra de la disponibilidad y accesibilidad de los condones, especialmente en regiones del mundo donde la transmisión del VIH y las muertes por SIDA están incrementándose dramáticamente.

“No hay duda de que el mensaje de la campaña tiene gran impacto y que es difícil que los obispos lo asuman, pero tampoco hay duda de que es verdadero”, afirmó Frances Kissling, presidenta de CFFC en Washington, DC, quien lanzó la campaña. “Los obispos sí prohíben la educación, el uso y la distribución de los condones en más de 100,000 hospitales en todo el mundo, en escuelas preparatorias y universidades católicas, así como en programas católicos de atención a personas con SIDA. Sabemos que muchos obispos disienten de la política de la Iglesia y que tienen una actitud comprensiva hacia quienes viven con SIDA. Esperamos que la campaña toque sus corazones y les haga hablar abiertamente dentro de la Iglesia a favor de un cambio en la política”.

El efecto de la prohibición el condón por parte de los obispos-único medio tecnológico disponible para prevenir la transmisión sexual del VIH- ha sido advertido ya por diversos líderes mundiales de la lucha contra el SIDA. El director de UNAIDS, Peter Piot, afirmó en junio de 2001 que “Cuando los sacerdotes predican contra el uso de los anticonceptivos cometen un grave error que cuesta vidas humanas. No pedimos a la Iglesia que promueva la anticoncepción, pero sí que deje de prohibirla”.

Los anuncios de la campaña Condones por la Vida hacen notar que muchos de los más de 4,435 obispos del mundo negocian activamente con los gobiernos y en Naciones Unidas para restringir el acceso a los condones, aduciendo que los condones causan el SIDA en lugar de prevenirlo. Por ejemplo, la Conferencia Episcopal del Sur de África afirmó:

“La promoción indiscriminada y generalizada del condón (es) un arma inmoral y equivocada en nuestro combate contra el VIH/SIDA… Los condones pueden ser, incluso, una de las principales causas de la diseminación del VIH/SIDA.”

La campaña Condones por la Vida es particularmente importante en países católicos. “Cuando, en respuesta a la presión de los obispos católicos, el presidente de la Cruz Roja Mexicana afirmó públicamente que los condones causan el SIDA, el impacto fue devastador”, dijo María Consuelo Mejía, directora de Católicas por el Derecho a Decidir, México. “Ante el hecho de que 150,000 mexicanos viven con el VIH, no podemos permitirnos ninguna confusión respecto del mejor modo de prevenir la transmisión del virus: usa un condón cada vez que tengas relaciones sexuales”.

El sitio de Internet de Condones por la Vida contiene hechos sobre el VIH/SIDA, así como detalles sobre la oposición de la jerarquía católica al uso del condón en todo el mundo. También se encuentra ahí una forma que puede ser suscrita por personas y grupos interesados en la campaña. Ese sitio está siendo visitado por miles de personas, a medida que la campaña cobra fuerza en diferentes países.

 

– ### –

Catholics for Choice shapes and advances sexual and reproductive ethics that are based on justice, reflect a commitment to women’s well being and respect and affirm the capacity of women and men to make moral decisions about their lives.