Press Releases 2012

Corte Interamericana avala el acceso a la fecundación in vitro en Costa Rica

Media Contact:
202 986 6093

La Corte Interamericana de Derechos Humanos publicó hoy una sentencia definitiva a favor del derecho de acceso a la fecundación in vitro (FIV) en Costa Rica. Se trata de una victoria para las mujeres y para las personas católicas, así como un revés para los obispos y conservadores que pretenden negarle a cada persona el derecho de decidir si tendrá hijos e hijas o no, y cuándo tenerlos. La resolución de la Corte, máximo tribunal de derechos humanos en las Américas, es de cumplimiento obligatorio y repercutirá en los 25 países signatarios de la Convención Americana sobre Derechos Humanos. Entre estos países se incluyen muchos en que la jerarquía católica llega a ejercer una influencia preponderante en el derecho civil. Con el fallo se rectifica la situación originada cuando Costa Rica, a pesar de haber ratificado numerosas convenciones que garantizan los derechos de la mujer, declaró inconstitucional la FIV en el año 2000.

Jacqueline Nolley Echegaray, asociada encargada del programa internacional de Catholics for Choice, se expresó así: “Las enseñanzas de la Iglesia católica permiten que la mujer siga su propia conciencia respecto a los tratamientos de fertilidad. La jerarquía presenta un análisis erróneo de la FIV al pintarla de anticatólica, pues en realidad muchas católicas recurren a la FIV y a otras técnicas de salud reproductiva asistida para poder embarazarse. Aunque la Iglesia institucional les dé la espalda a quienes enfrentan problemas de infertilidad, resulta congruente con la tradición católica de justicia social que la FIV esté a disposición de todas, no sólo de quienes tienen los recursos para emprender costosos viajes al exterior”.

En una encuesta realizada en 2012 para el diario La Nación, el 55 por ciento de la población costarricense, católica en su gran mayoría, se expresó a favor de una ley que permita la FIV. “Las personas católicas apoyamos el derecho a la FIV no a pesar de nuestra fe, sino en virtud de ella —precisa Nolley—. Enaltecemos la condición de madre o padre por representar el auténtico deseo de compartir el don de la vida con una nueva generación”.

Los obispos costarricenses se lamentaron en 2011 de que una comisión estatal encargada de estudiar el proyecto de ley sobre la FIV “no [haya] considerado necesaria nuestra participación”. Según observa Nolley: “La verdad es que la Constitución de 1949 garantiza la libertad de culto, no sólo la libertad de dirigentes religiosos para que orienten el proceso político en contra de la voluntad popular. Las personas católicas, con todo derecho, acogemos la FIV en el marco de la salud reproductiva integral, propia de una sociedad plural”.

“La sentencia dictada hoy constituye un avance para la salud pública costarricense que brindará a la mujer más opciones para su familia”.

Catholics for Choice presentó un escrito de amicus curiae a la Corte Interamericana en este caso.

-###-

Catholics for Choice shapes and advances sexual and reproductive ethics that are based on justice, reflect a commitment to women's well-being and respect and affirm the capacity of women and men to make moral decisions about their lives.