Press Releases 2012

Insensibles comentarios del Papa con respeto a la infertilidad demuestran una falta de entendimiento de la realidad de la comunidad católica

Media Contact:
202 986 6093

En una conferencia sobre la infertilidad convocada por el Vaticano la semana pasada, el Papa Benedicto XVI arremetió contra las técnicas de reproducción asistida como la fecundación in vitro.

Hablando en el Vaticano ante una audiencia de investigadores y médicos conservadores, el Papa advirtió contra “las ganancias fáciles” que se podrían lograr gracias a la “fascinación de la tecnología de la fertilidad artificial.” Tanto los científicos como las familias que se benefician con los avances científicos en los tratamientos de fertilidad son culpables de la “arrogancia de asumir el papel del Creador”, dijo Benedicto.

Jon O’Brien, presidente de Catholics for Choice, dijo: “Los católicos en todo el mundo se entristecerán por la aplicación de la etiqueta de “arrogante” a las parejas que buscan ayuda para tener hijos y a los médicos que tratan de ayudarlos. Las declaraciones del Papa sólo sirven para crear otra gran brecha entre la gente de fe y la jerarquía de la iglesia.”

“Este ataque a las técnicas de reproducción asistida es una nueva muestra de la falta de empatía y comprensión del Vaticano y además, es un vano intento por frenar el desarrollo científico, e impedir el acceso a las tecnologías reproductivas a las parejas de todo el mundo.”

“A pesar de que el Papa ha hablado frecuentemente sobre la importancia de proteger a la familia, esta vez utilizó una definición sorprendentemente estrecha de la clase de familia que podría contar con su apoyo. El matrimonio >>constituye el único lugar digno de la vocación a la existencia de un nuevo ser humano<< dijo Papa Benedicto. Esto es una falta de respeto grave para todas las mujeres solteras y divorciadas. Los comentarios del Papa demuestran un entendimiento muy estrecho y una falta significativa de compromiso por parte del Vaticano con una posición realista acerca de la vida.”

“A pesar de estos comentarios desalentadores, estoy seguro de que millones de parejas católicas seguirán buscando tratamientos de fertilidad y que los médicos católicos y los investigadores seguirán ayudando a las parejas infértiles, con la conciencia tranquila, sabiendo que ellos son buenos católicos que trabajan de buena fe para ayudar a las familias a tomar las mejores decisiones para sus vidas.”

“A la luz de las declaraciones del Papa, insto a las autoridades a cuestionar tanto el control que tiene la jerarquía católica sobre algunos sistemas hospitalarios, como el uso de los fondos de los contribuyentes para prestar servicios a la comunidad en estos hospitales, cuando la jerarquía claramente sólo prestará los servicios que consideren permisibles y no los que la comunidad en realidad necesita. La tradición católica de justicia social debe apoyar la prestación de servicios integrales de salud en una sociedad pluralista, por lo que no hay excusas para que no se preste asistencia sanitaria católica a los individuos o parejas que deseen concebir.”

“La infertilidad se presenta en todas las formas y los tamaños, pero el amor paternal es igual para todos. Los padres dejan de lado sus propias necesidades y deseos para lograr tener familia. La jerarquía de la Iglesia no apoyará a aquellos que quieran agrandar sus familias con la ayuda de la fecundación in vitro. Cuando el Papa llama a las mujeres solteras y a las parejas no tradicionales ‘indignas’ o ‘arrogantes’ por querer compartir el don de la vida con una nueva generación, el líder espiritual de la fe católica perjudica a toda la iglesia. ”

###

Catholics for Choice shapes and advances sexual and reproductive ethics that are based on justice, reflect a commitment to women's well-being and respect and affirm the capacity of women and men to make moral decisions about their lives.