Press Releases 2008

Los católicos en la XVII Conferencia Internacional sobre SIDA le dicen al Papa: Levante la prohibición a los condones

Media Contact:
202 986 6093

CIUDAD DE MÉXICO—Mientras miles de personas se reúnen en Ciudad de México para la 17ma. Conferencia Internacional sobre el SIDA los días 3-8 de agosto de 2008, la organización Catholics for Choice y sus organizaciones hermanas en Latinoamérica, Católicas por el Derecho a Decidir, destacarán la oposición de los católicos a la prohibición del Vaticano con respecto a los condones o preservativos, utilizando materiales desarrollados para la campaña Condoms4Life, www.Condoms4Life.org.

Desde la apertura de la conferencia, los asistentes tendrán oportunidad de pedir al Papa Benedicto que levante la prohibición a los condones y se una a los esfuerzos para promover enfoques éticos, equilibrados e integrales para la prevención del VIH. Como destacó el obispo sudafricano Kevin Dowling, los condones son vitales “para detener la transmisión de un virus que causa la muerte”. La campaña respalda el uso por parte de los católicos de estos dispositivos que salvan y afirman la vida, y apela a la jerarquía a que se una a otros en la prevención activa contra la difusión del VIH/SIDA en todo el mundo.

Según una encuesta reciente encargada por Catholics for Choice, en la que se entrevistó a católicos de Ghana, Irlanda, México, Filipinas y Estados Unidos, el respaldo al uso del condón entre los católicos es abrumador. Cuando se les preguntó si “el uso de condones es pro-vida, ya que salva vidas al evitar la difusión del SIDA”, estuvo de acuerdo el 90% de los católicos de México, el 86% en Irlanda, el 79% en los Estados Unidos, el 77% en Filipinas y el 59% en Ghana. Desafortunadamente, la posición de la jerarquía católica tiene mayor influencia en los países con menor capacidad para manejar económica y médicamente la enfermedad.

“Los católicos de todo el mundo manifiestan en forma inequívoca que el uso de condones es pro-vida, y discrepan de la prohibición del Vaticano sobre la anticoncepción, en la que se incluye al condón”, dijo Jon O’Brien, presidente de Catholics for Choice. “Ellos saben, como lo saben muchos obispos y sacerdotes que han hablado en público en años recientes, que es mucho lo que está en juego. Cada día más gente se infecta o muere a causa del VIH y el SIDA.”

Catholics for Choice participará en diversos niveles de la conferencia, presentando talleres de desarrollo de capacidades en inglés y en español, dando presentaciones y charlas, y comprometiendo a activistas a lo largo de la semana.

“Es esencial que activistas de todo el mundo, católicos o no, sepan la verdad sobre lo que realmente piensan los católicos sobre el uso del condón, y que desarrollen argumentos para contrarrestar las peligrosas aseveraciones del Vaticano respecto a ellos”, dijo O’Brien.

“Es crítico que el Vaticano se mueva rápidamente para levantar la prohibición sobre los condones. La prohibición está teniendo un impacto devastador en el hemisferio sur, y a consecuencia de ello la gente se muere”, declaró Teresa Lanza, directora ejecutiva de Católicas por el Derecho a Decidir en Bolivia. “En el hemisferio norte, para la gente es mucho más fácil ignorar la prohibición y comprar condones. En el hemisferio sur, en países más desfavorecidos como Bolivia, donde la jerarquía católica tiene una influencia significativa en las políticas públicas, y la gente a menudo se apoya en instituciones con administración católica para tener acceso a la atención médica, el panorama es muy diferente. La prohibición significa la diferencia entre la vida y la muerte. Yo urjo al Vaticano a que levante de inmediato la prohibición”, continuó Lanza.

Para obtener más información comuníquese en Washington, DC con Jen Heitel Yakush en el +1 (202) 986-6093; en México con David Nolan en el +1 (202) 492-6092. Para conocer más sobre la campaña Condoms4Life y por qué los buenos católicos usan condones, visite www.Condoms4Life.org, o en México: Área D, Stand 415 en el Área de Exposición.

Catholics for Choice shapes and advances sexual and reproductive ethics that are based on justice, reflect a commitment to women's well-being and respect and affirm the capacity of women and men to make moral decisions about their lives.