CFC in the News 2011
PAGINA 12

Opiniones sin influencia ecclesial

 

Aunque el aborto está penalizado en la Argentina, un tercio de la población conoce a alguna mujer que se ha hecho un aborto alguna vez, de acuerdo con una encuesta nacional que realizó en el país Catholics for Choice, una organización con sede en Estados Unidos que promueve los derechos sexuales y reproductivos y sigue atentamente el debate por la despenalización del aborto en el Congreso. El relevamiento encontró –en coincidencia con sondeos anteriores– que más del 80 por ciento de la población respalda el derecho de la mujer a acceder a atención del aborto cuando su salud esté en riesgo y/o cuando el embarazo es resultado de una violación. Casi el 70 por ciento de los encuestados se manifestó a favor de que el aborto pueda realizarse cuando el feto tenga serias anormalidades.

La encuesta se realizó antes de las elecciones del 23 de octubre, entre el 7 y el 30 de septiembre, pero recién se difundió ayer. La mayoría de los consultados cree que las opiniones de los obispos católicos no deberían influir en la elaboración de las políticas ni en el voto. Alrededor de seis de cada diez dicen que las opiniones de los obispos católicos no son importantes para sus decisiones sobre a quién respaldar (57 por ciento) en las elecciones y no están de acuerdo en cuanto a que los candidatos católicos tengan la obligación religiosa de votar en el Congreso de acuerdo con las posiciones de los obispos católicos (63 por ciento). También rechazan la idea de que los católicos tengan la obligación moral de votar contra los candidatos que respaldan la legalización del aborto (70 por ciento).

La encuesta se hizo en forma telefónica y se basó en una muestra probabilística al azar de 1002 encuestados, mayores de 18 años, en ciudades con una población de 50.000 personas o más. El margen de error de la muestra al 95 por ciento de nivel de confianza es mayor o menor a 3,1 puntos.

“La Argentina ofrece esperanza de que los factores que tan a menudo han refrenado los esfuerzos por despenalizar el aborto en otros países –una jerarquía católica conservadora, políticamente activa e influyente, así como la carencia de voluntad política de respaldar los derechos al aborto– puedan ser eficazmente superados en una región que continúa sufriendo los efectos de algunas de las restricciones más draconianas del mundo en cuanto al aborto. Espero que los resultados de esta encuesta alienten al Congreso argentino a hacer que la atención segura de aborto sea más accesible para todas las mujeres”, dijo el presidente de Catholics for Choice, Jon O’Brien.

This article was originally published by Página 12.