Skip to main content
Toggle Banner
Urge your lawmakers to pass the Women’s Health Protection Act!
Take action

Catholics for Choice se pronuncia sobre la historia de desinformación que el cardenal Raymond Burke ha difundido sobre el COVID, y ora por su recuperación del virus.

August 19, 2021

PARA PUBLICACIÓN INMEDIATA: Jueves, 19 de agosto de 2021
Contact: Lilian Medina Romero
Email: lromero@catholicsforchoice.org

Catholics for Choice se pronuncia sobre la historia de desinformación que el cardenal Raymond Burke ha difundido sobre el COVID, y ora por su recuperación del virus.

WASHINGTON – Catholics for Choice, que eleva y amplifica las voces de la mayoría de las personas católicas que creen en la libertad reproductiva, criticó hoy al cardenal Raymond Burke por difundir repetidamente desinformación peligrosa sobre la pandemia del coronavirus y las vacunas contra el COVID-19. Burke, un reaccionario de extrema derecha y ex funcionario de alto rango del Vaticano, recientemente dio positivo por el virus y está recibiendo cuidados intensivos en su Estado natal de Wisconsin.

La presidenta de Catholics for Choice, Jamie L.Manson, dijo:

“En Catholics for Choice sentimos sinceramente el sufrimiento por el que el cardenal Burke está pasando debido al COVID-19, a pesar de nuestras objeciones de conciencia a sus posiciones dañinas en una variedad de temas que van desde el derecho al aborto hasta la igualdad de las personas LGBTQ y el papel de mujeres en la iglesia. Mientras lo mantenemos en nuestros pensamientos y oraciones, tenemos la obligación moral de responsabilizarlo por su decisión de amplificar consistentemente desinformación peligrosa durante la pandemia del coronavirus. Es inconcebible que cualquier líder religioso, y más aún con la influencia de Burke, amplifique falsedades mortales y desvíe tan gravemente a los fieles de la verdad de la ciencia médica “.

Burke ha promovido ciencia falsa, teorías de la conspiración y escepticismo sobre las vacunas desde el principio de la pandemia del coronavirus. En un discurso virtual a un grupo extremista global anti-aborto y anti-LGBTQ en mayo de 2020, repitió como un loro una teoría de conspiración de Internet escandalosamente falsa decía que las vacunas implantarían microchips en los cuerpos de sus receptores y que permitirían que “en cualquier momento … pudiran ser controlados por el Estado “. En ese mismo discurso, pronunciado mientras la pandemia asolaba el mundo, Burke condenó los Lockdowns o restricciones de interacción social (” Así no es … cómo Dios nos ha llamado a vivir”). Tambien condenó la vacunación obligatoria y calificó las vacunas desarrolladas con células y tejidos fetales como “aborrecibles”. En diciembre durante una homilía habló de la teoría del “Gran Reinicio”, que afirma falsamente que la pandemia está siendo utilizada como pretexto por las élites globales para manipular a los ciudadanos e imponer una economía mundial. En enero de 2021, Burke mintió diciendo que la vacunación universal conduciría a un gobierno mundial. Y justo este mes, Burke dirigió una conferencia en un santuario que fundó en Wisconsin en la que se le pidió a los asistentes que recibieran la Comunión en la boca y se les animaba a usar el agua bendita comunitaria porque, se les dijo, contenía “una bendición especial contra los virus contagiosos . ” Burke dio positivo para COVID poco después.

“El cardenal Burke ha pasado toda su carrera eclesiástica librando una guerra impía contra la anticoncepción, el derecho al aborto y la igualdad para las mujeres y las personas LGBTQ, todo en nombre de ser ‘pro-vida’”, dijo Manson. “Pero no hay absolutamente nada ‘pro-vida’ en sembrar sospechas sobre las vacunas que salvan vidas o en esparcir mentiras que se encuentran en la basura de Internet. Crear confusión entre las personas católicas en medio de una pandemia mundial solo ha exacerbado el sufrimiento y la muerte. Oramos para que el cardenal Burke se recupere por completo, se retracte de las ideas engañosas que ha propuesto tan imprudentemente y anime a los fieles a respetar la vida vacunándose ”.


Catholics for Choice da forma y promueve la ética sexual y reproductiva que se basa en la justicia, refleja un compromiso con el bienestar y el respeto de cada persona y afirma la capacidad de todas las personas para tomar decisiones morales sobre sus vidas.